LUÍS SOARES – Las lineas sinuosas de su iconografia


Luís Soares, hijo de colonos portugueses, nació en Mozambique (Africa).Viajero incansable entre África y Europa. Ha fijado su residencia actual en Portugal donde desarrolla su obra.
Su producción es polifacética y fructífera pues incluye: escultura, pintura, cerámica, azulejos decorados, vidrio, grabado, telas pintadas y joyas.
Soares vivió en Mozambique, África Suroriental. Como africano estuvo en contacto con las culturas autóctonas, cuyas mascaras y danzas le inspiraron el sentido del movimiento, los trazos ondulados y el colorido en una construcción cerrada en círculos concéntricos que trasmiten las vivencias de los pueblos originarios.  Las tradicionales  máscaras y pinturas del rostro  de los Konde, así como los adornos del cuerpo de los primitivos habitantes Bosquimanos, quienes también dibujaron en las paredes escenas de caza, guerra y danza,  unidos a tradiciones que persistieron oralmente durante mucho tiempo, le permitieron al artista crear  una expresión original y estilizada donde se funden  los componentes tradicionales con los modernos.
 Las imágenes elaboradas por Soares presentan la cara de perfil y el ojo de frente, técnica similar a la utilizada en figuras orientales de las épocas antiguas, asiáticas o egipcias. Asimismo la representación geometrizada modificando las proporciones naturales nos recuerdan las obras cubistas de George Braque y Pablo Picasso.
Sus figuras  redondeadas y combinadas en círculos opuestos están elaboradas con trazos  finos que se entrecruzan con rápidos  movimientos sinuosos prevaleciendo los ojos  abiertos que miran hacia lo indefinido.   Esta pauta es común en la obra de Soares. En la escultura, en cambio, resaltan los volúmenes  entrecortados de las siluetas en bronce, reminiscencias de las pequeñas esculturas de bulto de África Oriental.
La estilización de sus dibujos  recuerda la simbiosis de arte primitivo africano con la pintura contemporánea europea, unidad que también se da en el arte contemporáneo latinoamericano,  en la mixtura de elementos aborígenes  con lo moderno como en las pinturas de Joaquín Torres García, Alejandro Puente, Cesar Paternosto o Teresa Pereda o lo afroamericano en las pinturas de Cándido Portinari o Pedro Fígari.
El intenso colorido de sus producciones son el reflejo de la cultura y las vivencias de los pueblos africanos. Cultura  en la cual se entretejen el movimiento y el color con huellas simbólicas que representan ideas o mitos ancestrales puestos de manifiesto en la iconografía Africana.
Ritmo, movimiento y color son las normas generales de la obras de Luís Soares.

Alicia Estela Beltramini Zubiri
Miembro activo: Asociación Internacional de Críticos de Arte
        College Arte Association
                   Association of Latin American Art


[Menu Anterior] [Ceramica Artistica de Cascais] [Editores] [Comentarios] [A]
[A]