LUÍS SOARES EL SIMBOLISMO DE LA IMAGE

“El arte no sólo tiene a su disposición toda la riqueza de las formas naturales, en sus apariencias infinitamente múltiples y variadas, sino que la imaginación creadora le hace aún capaz de exteriorizarse en intenciones en las que ella misma es una fuente inagotable”.

G.W.F. Hegel. Introducción a la estética. Ediciones Península. 1979

Para Hegel la estética, es la filosofía del arte, o lo que es lo mismo: la ciencia de lo bello artístico. Dos siglos más tarde y por tanto desde una perspectiva contemporánea, tenemos el trabajo del artista pluridisciplinar Luis Soares (Lourenço Marques, actual Maputo; Mozambique. 1952), para quien la búsqueda de la belleza es la piedra angular de sus creaciones artísticas, pero no bajo el concepto de belleza tradicional y clásica, sino de la belleza interior, del espíritu de las formas naturales y de las infinitas representaciones de los objetos cotidianos.

Posiblemente la circunstancia de haber nacido en un país africano, en donde el color, la luz y el paisaje, son fuentes de inspiración creativa, ha hecho mella en su obra, pero si además se unen las influencias que ha recibido a través de sus viajes por Europa, hacen que su trabajo sea el resultado de fusionar ambas culturas.

Soares se considera un artista autodidacta, aunque ello no es del todo cierto, ya que existe la teoría , que para mí es errónea, de que si no se ha frecuentado una Escuela o una Facultad de Bellas Artes, significa que no se tienen los suficientes conocimientos teóricos. La realidad indica lo contrario, ya que las enseñanzas también provienen de asistir a talleres de artista o a cursos específicos, tanto teóricos como prácticos. Y éste es el caso de Luis Soares, al que le interesa todo tipo de manifestación creativa: pintura, dibujo, escultura, cerámica, muralismo, vidrio, obra gráfica, etc.

La actividad artística de Luis Soares se inició muy pronto, ya que a los 16 años se mostraba sus trabajos pictóricos en Mozambique, principalmente acuarelas, pasteles y ceras. En 1974, realiza su primera exposición individual importante en la Casa Amarela de Lourenço Marques. En ese mismo año se adentra en el campo del muralismo y de la escultura -a través del bronce, el aluminio o incluso, aunque parezca contradictorio, con elementos de desecho-.

Pero no será hasta 1976 que se aproxima al terreno de la cerámica y del grabado, Unos años más tarde, concretamente en 1982, conoce al ceramista catalán Antoni Cumella, que le mostrará cómo aplica la técnica del gres a sus obras. En esta época, Soares ya vive en Portugal y viaja a menudo por Europa, en donde expone en diferentes países. La primera exposición en España no se produce hasta 1986, en la Galeria Beruet de Logroño, en que exhibirá sus trabajos de manera regular hasta mediados de los noventa.
En cuanto al conjunto de la obra de Luis Soares, se observa un gran interés por aunar la idea de primitivismo y de contemporaneidad en cada una de sus piezas. El movimiento, el color y la forma, son la base en las que se sustentan sus creaciones. El movimiento, como elemento dinámico, se aprecia tanto en los personajes que aparecen –rostros, principalmente-, como de las formas geométricas surgidas de un mundo pleno de simbolismo y cercano al surrealismo; el color se encuentra presente en la mayoría de sus obras, dando mucha importancia a los primarios. Esta eclosión cromática tiene sus raíces en lo primitivo, o sea proveniente del continente africano, y la forma, que se basa en mostrar elementos cercanos a la abstracción geométrica, al fauvismo -con una clara influencia picassiana- y al informalismo matérico –evocando a Dubuffet-.

En resumen, el espectador encontrará en el trabajo de Luis Soares, un mundo lleno de simbolismos que le permitirán ir más allá de la simple contemplación de una obra artística. Y siguiendo las ideas del filósofo alemán Hegel, la imaginación ocupa un papel determinante en nuestra mente, y por ello sólo hay que dejar que fluya libremente.

Ramon Casalé
Miembro de la Asociación Internacional de Críticos de Arte


[Menu Anterior] [Ceramica Artistica de Cascais] [Editores] [Comentarios] [A]
[A]